Café Colombiano en Precios Máximos de 5 Años: ¿Hora de Cubrir Producción Futura?

Andrés Agredo, Nov 08, 2016

$1.050.000 fue el precio interno del café en Colombia para este viernes, 04 de Noviembre, uno que no veía el sector insignia de nuestro país desde hace más de 5 años. Esto sin duda son buenas noticias si consideramos que un año atrás la carga de 125kg bordeaba los $700.000 y que hace 3 años estaba incluso por debajo de los $400.000, precio que sumado a una producción debilitada por los planes de renovación que por esos años se adelantaba en el país, tenía en verdaderos aprietos al gremio cafetero.

sin-titulo

Fuente: Federación Nacional de Cafeteros

Y no es para menos, teniendo en cuenta que el precio externo del Café Arábigo, conocido por ser de alta calidad y del cual consta el 100% de nuestra producción, cerró este viernes en la Bolsa de Nueva York a USD 1.7135 la libra, en máximos de casi dos años, y el Dólar cotiza a $3,060, aún cerca a los máximos históricos alcanzados a comienzos de este año.

Pero una buena pregunta que se hacen los productores de café es si este es el momento ideal para vender algo de sus producciones futuras y asegurar así un precio atractivo para las mismas, cubriendo el riesgo de que más adelante el precio interno del café vuelva a caer.

Aquí es importante considerar la causa del reciente incremento en los precios, tanto locales como externos. Como es sabido, el mercado de café a nivel mundial tuvo su segundo año consecutivo en que el consumo supera a la oferta, con un déficit estimado de 3.3 millones de sacos en el año cafetero 2015/16, como se muestra a continuación:

1

Fuente: Organización Internacional del Café

Dado que el café es uno de los commodities con mayor volatilidad de precio a nivel mundial, la pregunta sobre si la reciente fortaleza de los precios será consistente en el futuro, o si será algo pasajero y dentro de unos meses volverá a caer, nos ronda la cabeza por estos días. Y no es para menos. En los últimos años hemos visto la libra de café en Nueva York cotizando sobre los USD 2, y en cuestión de unos meses cayendo nuevamente a niveles cercanos a USD 1.

Pero existen diferencias entre la reciente subida del precio versus las que se presentaron a comienzos del año 2014, Octubre de 2015 e, incluso en Julio del presente año. En esas ocasiones, las razones fundamentales estuvieron ligadas mayormente a temores de choques en la oferta del café, impulsados por factores climáticos tales como heladas y sequías, especialmente en Brasil, mayor productor de café a nivel mundial, así como por el paro camionero en Colombia, segundo mayor productor de café suave (Arábigo), entre otros. Estos factores coyunturales, se acompañaron de subidas fuertes no sólo del precio de los contratos de futuros del café en Bolsa, sino también de la volatilidad implícita de los mismos, la cual se deriva del precio de las opciones (instrumentos derivados que implican el derecho de compra o venta del subyacente a un precio determinado, dentro de un plazo establecido) y que generalmente, tienden a encarecerse cuando hay nerviosismo en los mercados, tal y como el que genera una potencial interrupción en la oferta del commodity.

En esas ocasiones, la volatilidad implícita de 30 días en las opciones de café alcanzó niveles entre 45% y 60%, muy por encima de su promedio de 33%, mientras que en Octubre y Noviembre de 2016 se ha mantenido en niveles cercanos al promedio, sin superar siquiera aún el 36%, como se muestra a continuación:

2

Fuente: IVolatiliy

Lo que podemos deducir de este gráfico es que en este momento no existe un nerviosismo marcado en los participantes del mercado. Si bien es cierto, el próximo año se espera una cosecha menor que la anterior en Brasil debido a su ciclo bianual, así como por la falta de lluvia en algunas zonas productoras, lo cual reduce los estimativos en la producción, no hay temores acentuados acerca de un posible choque en la oferta, ni de una potencial escasez de café.

Aún después de las altas exportaciones de café a finales del 2015 y comienzos del 2016 gracias a lo atractivas que son en un entorno de Real Brasileño y Peso Colombiano devaluados, las cuales redujeron los inventarios, estos se habían acumulado lo suficiente en 2012/13 como para mantener el mercado bien abastecido, incluso durante estos dos últimos años de déficit entre la producción y el consumo a nivel mundial.

Y tanto la producción como las exportaciones colombianas de café en Octubre han vuelto a subir, noticia que meses atrás hubiera hecho caer el precio, esta vez no le ha afectado en lo más mínimo.

Pero si analizamos el consumo mundial en los últimos 4 años, este ha crecido consistentemente a una tasa promedio del 1.3%, lo cual en mi opinión, es un indicativo de que en el futuro no sólo se debería mantener constante, sino con potencial de aumentar su ritmo, debido factores como el creciente consumo no sólo en consumidores tradicionalmente fuertes como Estados Unidos y Europa, sino también en países productores, sumado a la tendencia mundial del gusto por los cafés especiales, así como al creciente consumo en el continente asiático, sobre todo en países como China, donde muchos tomadores de té han venido cambiando sus preferencias e inclinándose más hacia el café.

3

Fuente: Organización Internacional del Café

En conclusión, la reciente subida en los precios del café parece obedecer ya no a los temores de una interrupción coyuntural de la oferta, sino a un cambio estructural en los fundamentos de la balanza entre la demanda y la oferta a nivel mundial, donde en la primera las proyecciones son a crecer sostenidamente y los riesgos son al alza, mientras que en la segunda, las proyecciones para los próximos dos o tres años son inciertas y los riesgos son a la baja. De igual manera, en el futuro próximo podrán seguir presentándose años deficitarios, y aun así, en los años de superávit, probablemente los inventarios no se puedan reaprovisionar considerablemente en un entorno de Dólar fuerte en los países productores y las amplias exportaciones que esto implica.

De esto podemos deducir que lo que estamos viendo parece más el inicio de una tendencia alcista de largo plazo para los próximos 3 o 5 años, que la corrección de una tendencia bajista de largo plazo. No obstante, la zona entre USD 1.70 – 1.75 en Nueva York podría actuar como un nivel de resistencia y desencadenar una corrección a la baja en las próximas semanas, pudiendo el precio del café llegar a la zona de USD 1.60 – 1.55, pero nuevamente se recuperaría, para así verlo negociando el próximo año a niveles de USD 2, e incluso por los lados de USD 2.30.

En Colombia, pensamos que sería buena idea cubrir ahora algo de producción futura de corto plazo, quizá de unos 3 a 5 meses, para así asegurar un buen precio de la misma, ya que en las próximas semanas o meses el precio podría corregir un poco a la baja y negociar nuevamente por debajo del $1.000.000. No obstante, creemos que no se debería cubrir producción a más largo plazo que este, ya que el precio local puede continuar en tendencia alcista durante los próximos 3 años, superar el máximo histórico de $1.164.375 e incluso, acercarse a niveles de $1.300.000 por carga de 125 kg.

Seguridad Financiera SAS / Commodity Trading Advisor, NFA Member.

La rentabilidad pasada no es necesariamente indicativa de los resultados futuros.

Subscribe to our Coffee Insider’s Blog

* indicates required


Seguridad Financiera

Deja un comentario